Dónde alojarse en Cardiff: las mejores zonas

Dónde alojarse en Cardiff

Cardiff lo tiene todo para disfrutar de una escapada perfecta. Si estás pensando  en visitarla y buscas información acerca de las mejores zonas para alojarse en Cardiff, toma nota.

Para que te hagas una pequeña idea de lo que te aguarda, Cardiff es la capital de Gales, el reino de los castillos, y su ciudad más grande. Se ha convertido en uno de los destinos fetiche de Reino Unido por su marco paisajístico.

A ello contribuye que esté abrazada por ondulantes colinas, que le imprimen un aire de lo más bucólico, asentada a orillas del Canal de Bristol, cruzada el río Taff y decorada con un moderno puerto, que la dotan de un evocador ambiente marinero.

También por sus calles, que conservan históricos atractivos medievales, como el castillo y las murallas, preciosos edificios victorianos y un gran legado industrial propio de quien fue una de las principales productoras de carbón del mundo y uno de los puertos más relevantes de Europa en el siglo XIX.

Sin olvidarnos de su exquisita gastronomía, que, a pesar de su cercanía con la frontera inglesa, tiene numerosos elementos diferenciadores. 

En ella, toman el protagonismo las carnes, los pescados y los mariscos, que son la base de platos tradicionales como los berberechos con algas laverbread o el guiso tatas pum munud

Su pródiga escena cultural y su ambiente joven y vanguardista terminan de conformar la tarjeta de presentación de esta bonita ciudad.

Las mejores zonas dónde alojarse en Cardiff

La capital galesa aúna la esencia más pura del Medievo gracias al castillo y las murallas y la modernidad de la mejor manera que se puede entender, cuya embajadora de excepción es la bahía. Por ello, se ha convertido en uno de los destinos preferidos para disfrutar de una aventura urbana.

La oferta de alojamientos es cada vez más extensa y variada, especialmente en la zona de la bahía, adaptándose a los deseos de los cada vez más viajeros que recibe. Aunque no es la ciudad más cara de Reino Unido, los precios varían bastante de unos barrios a otros.

Así, las zonas más caras para alojarse en Cardiff son el centro de la ciudad y Cardiff Bay . Por el contrario, las más económicas son Newtown-Atlantic Wharf, Roath, Cardiff Outskirts y Cardiff Airport.

1. Centro, la mejor zona donde alojarse en Cardiff

El corazón de Cardiff está delimitado por el río Taff y presidido por el castillo medieval, que ocupa la parte norte. Esta fortaleza normanda, que se construyó sobre los restos de un antiguo fortín romano durante el siglo XI, domina lo alto de un pequeña colina. 

Está abrazada por unas imponentes murallas, que sirvieron para defenderlo y de refugio antiaéreo durante la Segunda Guerra Mundial. Su interior es un despliegue de arte, historia y estilos, pues ha sido remodelada en varias ocasiones. 

Incluye un precioso palacio gótico, cuyo interior luce un maravilloso estilo victoriano e increíbles habitaciones, donde la ornamentación es llevada a la máxima expresión gracias a las numerosas tallas de madera, mármol y vidrieras. 

Sin olvidarnos de la coqueta torre del Reloj, que guarda algunas de las salas más sorprendentes de esta construcción.

El castillo está embellecido por el parque Bute, una enorme área verde con más de 130 hectáreas de extensión que se extiende junto al río Taff. Está repleto de vegetación, flores y arboladas, entre las que discurren senderos y se cuelan esculturas como el enorme reloj de hierro. 

También incluye un centro educativo, que permite aprender un poco más acerca de la flora y la fauna silvestre que acoge.

Muy cerca de la fortaleza medieval se encuentra el Millenium Stadium, la sede de la selección galesa de Rugby Union. 

Este moderno estadio se construyó para la celebración de la Copa del Mundo de Rugby de 1999, tiene la calificación de 5 estrellas de la UEFA y fue el segundo estadio de Europa con techo retráctil. 

Hoy es el icono arquitectónico de la ciudad y el orgullo del país, pues no hay que olvidar que el rugby es el deporte nacional de Gales. 

Además, acoge muchos otros acontecimientos y grandes eventos, partidos de fútbol e incluso competiciones de motor como el Rally de Gales Gran Bretaña.

Al norte del castillo, en Cathays Park, se encuentra el edificio del Ayuntamiento, que destaca por su preciosa fachada construida con piedra de Portland. Además, combina con elegante maestría elementos barrocos, eduardianos y del Renacimiento inglés y francés, y está embellecida por una espigada torre del Reloj.

Cerca está la Universidad de Cardiff, que ostenta el honor de ser la tercera más antigua del país. Además, este majestuoso edificio eduardiano guarda en su interior el museo Nacional de Arte, que expone pinturas, esculturas y dibujos desde los últimos quinientos años hasta la actualidad, siendo especialmente destacadas las colecciones impresionistas y post-impresionistas. 

También acoge, en la planta baja, el museo de Historia Natural, que hace un recorrido por la evolución natural de Gales. Guarda sorpresas curiosas como el Big Bang o una muestra de roca lunar.

Para palpar el ambiente local y saborear la gastronomía y los productos locales, hay que dirigirse al mercado central, que está justo en la parte sur del castillo. Acercarse para contemplar su fachada victoriana de hierro forjado y acero y su techo de cristal ya merece la pena. 

Aunque la satisfacción es mucho mayor si entras. En sus dos plantas encontrarás una enorme oferta de productos y restaurantes donde puedes saborear comida local. También es un buen lugar para comprar artículos de segunda mano y libros.

Aquí también se encuentra la iglesia de San Juan Bautista, que ostenta el honor de ser una de las más antiguas de la ciudad. Su fachada gótica, presidida por un espigado campanario, es una auténtica maravilla.

El centro también aglutina la zona comercial de Cardiff, es decir, las calles St Mary’s Street y Queen Street, que están repletas de tiendas de todos los tipos, grandes almacenes, cafeterías, bares y pequeños comercios. 

Estas, especialmente la primera, también son el epicentro de la animación nocturna

También integran Arcade Cuty, que destaca por su amplia oferta en restaurantes y cafeterías, y las calles de galerías victorianas cubiertas Duke Street y High Street Arcade.

En esta parte también abren sus puertas un buen número de hoteles. La mayoría tienen vistas preciosas al castillo y al corazón de Cardiff y, además, están cerca de los principales atractivos monumentales. 

Sin embargo, estos servicios se pagan, de modo que alojarse aquí no resulta tan económico como en otros barrios. No obstante, sigue siendo la opción más cómoda para alojarse en Cardiff si no tienes límite de presupuesto, quieres estar cerca de todo o disfrutar del ocio nocturno y las compras.

2. Riverside, multicultural y muy céntrico

Este barrio se extiende en el centro de la ciudad, junto al río Taff. Es uno de los más multiculturales al acoger población de muchas minorías étnicas, especialmente bangladesí, que es la minoría más grande del barrio. 

Por ello aquí encontrarás muchas tiendas, comercios y restaurantes donde sirven gastronomía típica de dicha cultura, que te permitirán adentrarte en su idiosincrasia.

Las zonas verdes y los parques toman un gran protagonismo, siendo especialmente destacado Sophia Gardens

Este parque público, que se extiende a orillas del río Taff, acoge el Cardiff Wales Stadium, la sede del club de cricket del condado de Glamorgan, donde se juegan emocionantes partidos de cricket. 

Además, está conectado por el céntrico Bute Park por la pasarela Millennium, desde donde las vistas son maravillosas.

Como atractivo extra, está cerca del estadio Principality y acoge el Farmers Market, el mercado de agricultores. 

Se instala los domingos a orillas del río Taff, y reúne a los agricultores y productores de la zona que comercializan sus productos. También es un excelente lugar para adquirir flores y probar la cocina local.

La oferta de alojamientos es interesante y la más económica de Cardiff, pues predominan los guesthouses, los albergues y los hoteles baratos.

3. Newtown-Atlantic Wharf, donde dormir en Cardiff cerca del centro con mucho ocio

El barrio de Newtown, ubicado muy cerca del centro, se construyó a mediados del siglo XIX por orden del marqués de Bute para alojar a los trabajadores que trabajaban en la construcción de los muelles. 

Sin embargo, la Gran Hambruna de Irlanda de 1845 lo convirtió en el hogar de cientos de familias irlandesas que buscaban una nueva oportunidad, lo que le valió el apelativo de «pequeña Irlanda»

Además, fue el primer barrio de la ciudad en el que hubo un motín racial, lo que lo convierte en un lugar referencia para los viajeros con más inquietudes culturales.

Aunque hoy acoge población local, la estela irlandesa sigue presente en algunas calles y construcciones, a pesar de que la mayoría fueron destruidas tras haberse convertido en un barrio marginal. 

Es principalmente residencial y no le sobran los atractivos monumentales. Sin embargo, es céntrico y tranquilo, por lo que se perfila una buena opción a la hora de dormir en Cardiff para los viajeros que buscan zonas cercanas a las principales atracciones turísticas y más económicas.

Atlantic Wharf es vecino de Newtown. Igualmente, es residencial e incluye muchos apartamentos y casas de nueva construcción. 

En el lado oeste está resguardado por Bute East Dock, el puerto, que fue uno de los más grandes del mundo con una extensión de 11 km, así como el principal puerto de exportación de carbón del país. 

Actualmente, sigue activo y se centra principalmente en la exportación de acero, productos forestales, líquidos y graneles. Así que quienes quieran adentrarse en la faceta industrial de la ciudad pueden pasearse por sus instalaciones.

También cuenta con bonitos espacios verdes como Silurian Park, y centros de ocio de lo más interesantes como Red Dragon. Integra una buena oferta de restaurantes, cafeterías, tiendas e incluso una bolera, un casino y cines.

Cerca se encuentra la plaza Loudoun, en torno a la cual se articula este barrio. Atesora una coqueta iglesia, algunas tiendas, cafeterías e incluso un pub, que le da mucha animación a este coqueto espacio.

Por lo que respecta a los monumentos arquitectónicos, destacan The Bonded Warehouse y Country Hall

El primero es un antiguo almacén reformado al que se le han añadido elementos clásicos, los cuales le dan una estética de lo más insólita. Además, conserva los techos abovedados y antiguos elementos industriales. 

El segundo es la sede al Ayuntamiento de Cardiff, que destaca por su techumbre de pizarra y su estética industrial. 

Si te sobra tiempo, visita las distintas salas interiores, entre las que hay un coqueto restaurante, pues te servirán para entender un poco más la historia y la cultura de Cardiff.

La oferta de alojamientos no es muy extensa, pero incluye muchos de nueva construcción con precios más económicos que los situados en el corazón de la ciudad. 

Así que recomendamos tener esta zona en cuenta a la hora de buscar opciones para alojarse en Cardiff, especialmente quienes deseen estar céntricos sin gastarse mucho presupuesto en dormir.

También te puede interesar: Dónde dormir en Londres, dónde dormir en Edimburgo, dónde dormir en Glasgow, dónde dormir en Mánchester, dónde dormir en Birmingham

4. Cardiff Bay, junto al centro la zona más popular donde alojarse en Cardiff

La zona de la bahía se levanta al sur del centro de la ciudad, en torno a un lago creado por la confluencia de los ríos de Ely y Taff, por lo que el marco paisajístico es de lo más evocador. 

Antiguamente fue uno de los puertos de exportación de carbón más importantes del mundo, lo que lo convirtió en el motor económico de la capital galesa.

Hoy es la zona de moda, la más mediterránea y moderna gracias al enorme proceso de rehabilitación al que sometió durante el siglo XX. 

A lo largo del paseo marítimo que la recorre, se concentran un sinfín de edificios clásicos y modernistas que conviven con infinitas posibilidades de ocio: restaurantes de cocina local, tiendas, pubs, cafeterías… 

También cuenta con muchas otras atracciones como el pequeño puerto deportivo o el Mermaid Quay, una enorme zona portuaria de ocio y compras.

Entre los nuevos edificios se encuentran el Techniquest, un centro de ciencia ideal para visitar en familia, Craft in the Bay, consagrado a la artesanía, o el Centro Milenio de Gales, que es la sede de hasta ocho organizaciones, entre las que se incluyen la Ópera Nacional de Gales. 

Es la dirección de referencia para disfrutar de conciertos y espectáculos de ballet, danza, comedia, teatro y otros géneros musicales.

Las nuevas construcciones conviven con otras antiguas como la iglesia Noruega, que destaca por su fachada de madera blanca. Integra un centro de arte y una cafetería con bonitas vistas. 

Otro ejemplo es el Pierhead Building, un singular edificio de ladrillo rojo, que luce un impoluto estilo renacentista francés con elementos góticos. Está resguardado por una bonita torre con un reloj que los locales llaman «pequeño Big Ben».

 También son novedosos el Parlamento de Gales, diseñado por Richard Rogers, a quien también debemos el diseño de la T4 madrileña, y el museo de Historia, que adentra al visitante en las raíces de la ciudad.

La reciente remodelación de la bahía ha conllevado la apertura de nuevos hoteles y la ampliación de las principales cadenas hoteleras que tradicionalmente se asientan aquí, lo que abre bastante más el abanico de posibilidades de alojamiento. 

Los precios son para todos los bolsillos. Así recomendamos esta zona para dormir en Cardiff, especialmente para los que están buscando opciones modernas, animadas y con ambiente.

5. Roath, alojamiento económico

A este barrio residencial, ubicado al noroeste del corazón de Cardiff, lo articulan varias avenidas arboladas, decoradas con construcciones victorianas. 

Destilan un ambiente con un marcado multiculturalismo, pues aquí habitan numerosas minorías étnicas, y es muy animado, ya que están próximas a las universidades.

Además, acoge uno de los pulmones verdes más populares y concurridos de Cardiff, Roath Park. Está conformado por diversidad de entornos y presidido por un lago con una gran biodiversidad. 

Es el lugar perfecto para avistar diversas especies animales, como los cormoranes, las garzas, los cisnes o los gansos, y vegetales, en especial flores silvestres. 

También cuenta con pistas de tenis, fútbol, rugby o béisbol e incluso de bolos. Además, dispone de barcas para pasear por el lago y zonas de picnic. Sin olvidarnos de los numerosos jardines ornamentales, la cafetería y el invernadero.

Como atractivo extra, se encuentra cerca del cementerio Cathays, que es el tercero más grande del país. Alberga los restos mortales de los caídos en las dos guerras mundiales así como de numerosas celebridades.

El barrio dispone de una buena oferta de restaurantes, cafeterías, tiendas y un interesante catálogo de bonitas construcciones como la iglesia de Santa Margarita, que custodia el mausoleo de los marqueses de Bute, o la mezquita de Shah Jalal, que ejerce de representante del movimiento sofista de Bangladesh. 

Su exterior es una maravilla por sus cristaleras y las piedras de tonos claros que la presiden. 

A estos se suman la Mansion House, la residencia del alcalde de Cardiff, y la iglesia Trinity, que llama la atención por el color rojizo y la profusa decoración de su fachada.

Este barrio es una excelente alternativa para alojarse en Cardiff para los que quieren disfrutar de la naturaleza y de un tranquilo ambiente residencial. No hay tantos hoteles como en el centro, pero tienen precios bastante económicos.

6. Cardiff Outskirts, para los que buscan zonas tranquilas

Alojarse en los barrios periféricos de Cardiff como, por ejemplo, Leckwith, Cantón o Cathays es una opción interesante y económica. Aunque la concentración de hoteles es menor, los precios son más bajos que en los interiores

Además, están excelentemente comunicados con el centro a través del transporte público. No obstante, puedes optar por un coche de alquiler, siempre teniendo en cuenta que en Reino Unido se conduce por el lado izquierdo.

Además, muchos de ellos están rodeados de entornos naturales preciosos, que permiten conocer y sacar el máximo partido al lado más agreste de la capital galesa. 

Por ejemplo, Leckwith se asienta a orillas del río Ely, y lo cruza un precioso puente de piedra que tiene el reconocimiento de grado II. 

Además, está muy cerca del pueblo del mismo nombre y el valle de Glamorgan, que atesora un completo catálogo de atractivos, siendo los más aclamados el parque de atracciones Barry Island Pleasure Park, el ferrocarril turístico de Barry y el pueblo medieval de Cosmeston.

Por su parte, Cantón destaca por su diversidad étnica, en la que toman el protagonismo la población india y paquistaní, lo que te permitirá adentrarte en su cultura. 

En Cowbridge, la calle que lo articula, encontrarás un sinfín de tiendas, cafeterías, restaurantes y bares. Además, tiene parques muy concurridos como Thompson’s, Sanatorium y Victoria.

Cathays es muy conocido por las numerosas terraced houses -viviendas adosadas- que lo decoran, que le dan un aire victoriano y muy señorial.

7. Aeropuerto de Cardiff, una alternativa interesante para viajeros de negocios

El aeropuerto de Cardiff, el único de carácter internacional que hay en Gales, se encuentra la localidad de Rhoose, a menos de 20 km del centro de Cardiff o, lo que es lo mismo, una media hora

Tanto en el pueblo como en las cercanías del aeropuerto hay hoteles donde puedes alojarte. 

No es una mala decisión si no quieres perder mucho tiempo en desplazamientos, cargar con maletas o pagar más dinero por dormir. Tampoco lo es si has planificado viajar a otras ciudades del centro o el sur de Gales.

Además, está muy bien comunicado con Cardiff. En el aeropuerto, tienes a tu disposición el autobús T9 Cardiff Airport Express que va directo a Cardiff Bay

También puedes coger un tren en la estación de Rhoose. El autobús 905 te llevará desde el aeropuerto. Incluso algunos hoteles cercanos disponen de servicio de desplazamiento.

Deja un comentario