Dónde alojarse en la Costa Brava: las mejores zonas

Dónde alojarse en la Costa Brava
Oleg_P/Shutterstock

¿Tienes pensado conocer la Costa Brava y no sabes donde reservar tu alojamiento? Este bonito destino incluye sitios muy diferentes entre sí por lo que te será útil conocer cuáles son las mejores zonas donde alojarse en la Costa Brava y qué te vas a encontrar en ellas. En este post te sugerimos una selección de localidades con perfiles diferentes para que encuentres lo que buscas.

Este tramo de litoral catalán empieza en la población de Blanes y termina en la frontera con Francia. Más de 200 kilómetros que también abarcan poblaciones de interior como Besalú o la propia capital Girona.

La Costa Brava, además de su atractivo turístico, también es sinónimo de cultura. De hecho, dos de sus comarcas (Alto y Bajo Ampurdán) toman el nombre de Ampurias que, a su vez, fue la colonia griega Emporion fundada en el año 650 a.C. Pero, sobre todo, la Costa Brava ha ganado muchos puntos en los últimos años por crear una de las mejores gastronomías del mundo.

Por último, la Costa Brava es más que accesible a través de su aeropuerto internacional, el tren AVE, autobús y buenas carreteras. Todo para favorecer al sector turístico y la buena oferta del alojamiento en la Costa Brava que vemos a continuación.

Las mejores zonas donde alojarse en la Costa Brava

Aunque es difícil dar una cifra aproximada del número de establecimientos disponibles para alojarse en la Costa Brava, el número supera seguro los 7000, siendo el apartamento el modelo de alojamiento en la Costa Brava más común. Como otras zonas de la costa mediterránea, la temporalidad afecta enormemente al precio, que alcanza el máximo en julio y agosto.

1. Girona

Girona
kavalenkava/Shutterstock

Con el aeropuerto internacional a pocos kilómetros, la A2 que la cruza y conexión con AVE, llegar a Girona es rápido y sencillo. Te encontrarás con una ciudad con un gran patrimonio medieval al tiempo que adaptada al correr de los tiempos.

Tu primera visita puede ser a la Catedral de Girona, al norte del Barri Vell o casco antiguo. Un poquito al norte también puedes acercarte al Monasterio de San Pedro de Galligans y más al sur al barrio judío, con museo histórico incluido.

También hay unos baños árabes, podrás pasear por la Rambla de la Libertad o ver el río Oñar correr sobre varios puentes como el Puente de Piedra. Otros lugares de interés son el Antiguo Hospital de Santa Caterina o las distintas localizaciones donde rodaron escenas de Juego de Tronos. Tienes que saber que hay rutas organizadas que recorren todos estos puntos.

En cuanto a tiendas, las calles más concurridas son las que hay entre el casco histórico y el barrio del Ensanche. Encontrarás todo tipo de tiendas, desde las más vanguardistas a pequeñas tiendas de artesanía. En la ciudad, tampoco podía faltar un mercado municipal, el cual está en la Plaza Calvet i Rubalcaba.

En Girona encontrarás todo tipo de gastronomías y precios. No podemos dejar de hablarte de El Celler de Can Roca, uno de los mejores restaurantes del mundo. Si te gusta el cine y la comida francesa, uno muy visitado es La Vedette, al norte del casco antiguo.

Para amantes del arroz está el Arrós i Peix, con platos gerundeses, o el Restaurante L’Alquería, arrocería tradicional valenciana. Y si te gusta el pintxo vasco, en el Txalaka encontrarás muy buenos productos.

Girona también ofrece un estupendo ocio nocturno con todo tipo de establecimientos. Los hay irlandeses como Mc Kiernans o Celtic Bar; americanos con música, snacks y copas como The River Café Girona y discotecas como Blow Girona. Todos ellos en el casco antiguo.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN GIRONA

2. Port de la Selva

Port de la Selva. Costa Brava
funkyfrogstock/Shutterstock

Pese al aumento del turismo, sigue siendo un lugar tranquilo con bonitas playas, rodeado de montañas y en la zona norte del Cabo de Creus. Está bien conectado al sur con Cadaqués y al norte y oeste con la N-250, aunque no es de las poblaciones con mayor número de alojamientos para hospedarse en la Costa Brava.

El pueblo posee varias playas y de pequeño tamaño. En el centro te recomendamos visitar la iglesia de Santa María de las Nieves. Descubrirás una arquitectura («La Marinera») muy propia de Port del la Selva que se extiende al resto del pueblo. En la zona más oeste hay un mirador frente a las Calas Port de la Selva desde donde disfrutar de unas bonitas vistas de la bahía.

Si quieres realizar algunas compras, a lo largo de Carrer del Mar hay unas cuantas. También en este paseo encontrarás una buena variedad de restaurantes: la marisquería Ca l’Herminda, Monterrey o Cal Mariner, el restaurante de un hostal frente a la playa. Para disfrutar de la noche Port cuenta con Mackintosh Discotheque, a unos 500 metros del centro en dirección a Cadaqués.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN PORT DE LA SELVA

3. Cadaqués

Cadaqués, Costa Brava
Valery Bareta/Shutterstock

Es la población más oriental de la Península Ibérica, está ubicada en la Península de Creus y rodeada por una bonita bahía. Aunque es una población turística, debido al aislamiento producido por las montañas de Puig de Paní y Bufadors, sigue teniendo aún el aire de un lugar recóndito y poco masificado. Con todo, las opciones para alojarse en la Costa Brava por la zona son variadas.

Uno de los mayores atractivos de Cadaqués es su litoral y sus abruptas calas frente a islotes. Esos paisajes han sido los responsables de que a Cadaqués hayan venido a vivir grandes personalidades históricas como Dalí, Miró o Picasso. De hecho, Dalí fijó su residencia en la Cala de Portlligat en 1948, donde actualmente se encuentra la casa-museo del pintor.

También puedes conocer más sobre la ciudad en el Museo de Cadaqués, visitar el Castillo de San Jaime o la Iglesia de Santa María, uno de los edificios más antiguos de la ciudad levantado en el siglo XVII.

Rodeando la Playa de Cadaqués encontrarás variadas y pequeñas tiendas donde poder comprar algún recuerdo. También, entre tienda y tienda, hay numerosos restaurantes.

Si quieres probar frescos platos marineros y arroces, la mejor opción es Es Baluard, frente a la playa de Cadaqués y con vistas al mar. Un poco al noroeste hay un popular establecimiento con cocina de autor: Compartir Restaurant.

No muy lejos está el Restaurant El Barroco, ubicado en un antiguo molino, y de vuelta a la playa el Can Rafa. Vayas donde vayas, no te olvides de probar las anchoas de Cadaqués, un manjar.

Aunque esta población es tranquila, también hay bares y pubs para disfrutar de la noche. En la misma playa de Cadaqués tienes el Maritim Bar y el Bar Lola. Más al norte, algo más animado en el Café Tropical y el Bar La Frontera. Más al sur la coctelería Brown Sugar, y en la Playa Port d’Alguer, el Blau Bar y el Mut.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN CADAQUÉS

4. Roses

Alojarse en la Costa Brava: Rosas
Damsea/Shutterstock

Con numerosos hoteles y otros alojamientos Roses es otro destacado a la hora de buscar un buen sitio donde dormir en la Costa Brava. Roses te garantiza disfrutar de unas buenas vacaciones de sol y playa, además de otros atractivos.

Uno de esos lugares es la Ciudadela de Rosas, edificada en el siglo XVII sobre restos medievales, romanos y griegos. Te sorprenderá su entrada y su museo interior. Tampoco debes perderte la Iglesia Santa María, del siglo XVIII; los castillos de la Trinidad y de Soplalaraña; la Ciudadela Visigoda o el Mirador de Santa Rosa.

Aprovecha también para hacer algunas compras en la Gran Vía de Pau Casals o la zona del paseo. Y, por supuesto, no dejes de probar la gastronomía de Roses. Recuerda que a solo 7 kilómetros de la ciudad, en la Cala Montjoi, se encuentra el que fuera el mejor restaurante del mundo: El Bulli (hoy una fundación dedicada a la investigación en creación e innovación de la ciencia gastronómica).

Restaurantes abiertos y más asequibles son el Cal Campaner, con pescado fresco local; La Falconera, Bitákora, en el puerto, o el Restaurant Cí, especializado en arroces.

Para tomar una cerveza, tienes a los pies de la Ciudadela el Cocktail Terraza. Hacia el puerto hay otros lugares como Tutti Fruti. Más allá el B/B Bar, y al lado del puerto deportivo el One Roses Beach Bar con música en directo.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN ROSES

5. Empuriabrava

Empuriabrava
Valery Bareta/Shutterstock

Se encuentra en el Golfo de Rosas, al norte de San Martín de Ampurias y no es un lugar con una alta densidad de hoteles para alojarse en la Costa Brava, ya que gran parte de Empuriabrava está ocupada por canales con parcelas y villas a los lados.

Además de sus canales, Empuriabrava también cuenta con una bonita playa separada por un pequeño puerto deportivo que da acceso a la Marina. La población también cuenta con el aeródromo Skydive Empuriabrava y el parque aviar Butterfly Park.

La zona de tiendas está al final de los canales, en la Carrer Aeroclub. En cuestión de restaurantes, te recomendamos acercarte a la Plaza Eivissa donde encontrarás: el italiano La Locanda, la Marisquería Casa Gallego o el Dorado Steak House.

En esta plaza también está el Club La Isla y Beach Bus. O puedes bajar a Sector Moxo, al sur, donde hay unos cuantos pubs más.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN EMPURIABRAVA

6. L’Escala

L´Escala, Costa Brava
Damsea/Shutterstock

Al sur de San Martín de Ampurias, L’Escala es un pueblo turístico de algo más de 10.000 habitantes y con una buena oferta hotelera para dormir en la Costa Brava, especialmente denso en su zona centro.

El lugar que no te puedes perder, en dirección a San Martín de Ampurias, son las ruinas de la ciudad griega Emporion, fundada en el año 650 a.C. También te recomendamos visitar la Iglesia Parroquial de San Pedro y dos museos para conocer la tradición marinera de L’Escala: el de la Anchoa y La Sal, y de Interpretación del Pez.

Precisamente frente a este último podrás disfrutar de otros atractivos de L’Escala: sus playas, como El Rec del Molí y La Escala, y sus calas como la de Montgó.

Podrás también hacer algunas compras en las tiendas del casco antiguo y probar el marisco y pescado local en Ultramar, Bar la Punta, El Roser 2 -cocina mediterránea frente a una cala y con magníficas vistas al mar-, o La Llar Dels Pescadors, en el puerto.

Para disfrutar de la tarde noche te recomendamos la Bodega Els Barrils, el Pelly bar Cafetería o para trasnochar la discoteca Latin Nomus.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN L´ESCALA

7. Figueres

Quedarse en la Costa Brava en Figueres
snob/Shutterstock

En plena E-15 (principal carretera que lleva a Francia), con AVE y con varias autopistas para ir también de Este a Oeste es una de las poblaciones mejor comunicadas de Girona. Mezcla el ambiente turístico y cosmopolita con el residencial, y la oferta hotelera para hospedarse en la Costa Brava de interior es amplia y de calidad.

Salvador Dalí nació en Figueres y por eso encontrarás edificios dedicados y diseñados por el propio artista. Uno de ellos es el Teatro-Museo Dalí, donde el genial pintor alojó gran parte de su obra y todavía hoy se puede contemplar.

También hay otros museos como el del Empordá, el del Juguete o el de la electricidad. Otros lugares de interés son la Iglesia Parroquial de San Pedro y el Castillo de San Fernando, a las afueras.

Dentro de lo que se considera el casco antiguo, al este del Museo-Teatro Dalí, te encontrarás con calles peatonales repletas de tiendas. Esta zona, la más turística, también te ofrece muy buena gastronomía en la Taverna del Barri Vell o Bocam, con vinos y productos de la tierra.

Hay otros lugares como Badó Restaurant, especializado en comida mediterránea o Dynamic, muy visitado. En la zona centro te puedes tomar una cerveza en Venecia o un cóctel en Chackra V.I.P.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN FIGUERES

8. L’Estartit

Dormir en la Costa Brava. L´Estartit
Dziorek Rafal/Shutterstock

Forma parte del municipio de Torroella de Montgrí y, aunque históricamente fue un pueblo de pescadores, al día de hoy su actividad económica principal es el turismo. Cuenta con buenas comunicaciones por carretera para enlazar con la C-31 y también con conexiones vía autobús.

El parque natural marino que hay entre L’Estartit y las Islas Medas es uno de los grandes reclamos turísticos y donde puedes practicar submarinismo. L’Estartit también cuenta con rutas para la práctica del senderismo.

Desde el propio pueblo hasta el macizo de Montgrí hay ocho kilómetros que se pueden recorrer en distintos caminos. Esta zona montañosa separa el Alto y el Bajo Ampurdán y hay lugares de interés como el Castillo de Montgrí.

Siguiendo con los atractivos naturales, al sur de L’Estartit está la reserva natural Aiguamolls de Baix Empordà, que llega a la desembocadura del río Ter y donde encontrarás una interesante variedad de aves.

Ya en el pueblo, destacar de su patrimonio la Plaza de la Iglesia, su puerto deportivo y, por supuesto, la playa de L’Estartit, una de las más famosas de la Costa Brava.

En general, todo el pueblo cuenta con tiendas aquí y allá, pero son el puerto marítimo y la Carrer Santa Anna donde encontrarás más tiendas. También por esta zona están los mejores restaurantes. Por citar algunos, te recomendamos la Marisquería Félix, con productos frescos; el Restaurante El Volante, frente al puerto, o la popular pizzería Gelatone Giardinetto, con buenos productos y a buen precio.

Según se acaba el día y empieza a anochecer, L’Estartit se anima en locales como la Sala Mariscal, con conciertos de rock en directo; el Chiringuito de Melchor y Josefa, frente al puerto, y sobre todo en la zona frente a la Plaza Jacques Costeau, donde hay varios locales como Podium.

Las opciones para alojarse en la Costa Brava en este pueblo son amplias, desde la Urbanización Torre Bonica hasta alojamientos en el propio puerto.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN L´ESTARTIT

9. Pals

Dónde dormir en la Costa Brava
mridulablog/Shutterstock

Plas está compuesto de tres zonas: el pueblo, Els Masos de Pals y la Playa de Pals, la zona más turística con variados alojamientos para dormir en la Costa Brava. Gracias a la C-31, que pasa por el municipio, las comunicaciones son buenas.

Cerca de la playa hay un gran campo de golf. Más al interior, en Els Masos, hay un parque de aventuras, y en el pueblo de Pals, hay un pequeño barrio gótico rodeado de una muralla que conserva torres del siglo IV. Precisamente es en el pueblo donde se pueden realizar las mejores compras.

Para comer, recomendarte en el pueblo el conocido Restaurante La Vila, con cocina casera tradicional, o el Ca la Teresa. Si te acercas a la playa, las opciones también son variadas con restaurantes frente al mar como Les Dunes, Un Pals o Solimar. También a pie de playa hay algunos Beach Clubs con terraza como Sivana Beach Club o más al sur el Pub Braai.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN PALS

Además de este artículo sobre las mejores zonas donde alojarse en la Costa Brava te pueden interesar estos otros de destinos cercanos como: Dónde alojarse en Barcelona, dónde alojarse en Andorra

10. Begur

Begur, Costa Brava
Boris Stroujko/Shutterstock

Al norte de Aiguablava, está bien comunicado por carretera en todas las direcciones. Con algo más de cuatro mil habitantes, en verano la población se multiplica por 10. Es por ello que Begur tiene una de las mayores densidades de alojamiento en la Costa Brava.

Begur se divide en casco antiguo y en zona de costa. El primero, con el famoso Castillo de Begur como símbolo principal, es muy visitado por su patrimonio histórico. Te recomendamos visitar sobre todo el casco histórico, a los pies del castillo, donde todavía quedan en pie algunas torres-vigía que se levantaron para vigilar las incursiones piratas.

También es interesante visitar alguna casa indiana construidas por emigrantes de la ciudad que hicieron fortuna en América y, al volver, construyeron sus casas en estilo colonial. Te gustará también la Iglesia de San Pedro, de estilo gótico, además de otros edificios como el Casino Cultural.

Si eres más de disfrutar de la naturaleza, alrededor de Begur hay varias rutas de senderismo y siempre puedes visitar la costa y disfrutar de calas como d’Aiguafreda, en la zona de Sa Tuna.

El casco antiguo también es ideal para realizar algunas compras en sus pequeñas tiendas, sobre todo por calles como Bonaventura Carreras. La oferta gastronómica también es muy buena por esta zona. Aunque la variedad de platos es mucha, hay un ingrediente básico: el Pescado de Roca, un tipo de pez común en los litorales rocosos.

En torno a este pescado se organizan todos los años, en primavera, un festival gastronómico. Junto a otros platos, descubrirás en restaurantes como la Fonda Carrer, Casa Juanita o Can Nasi que el Pescado de Roca se puede preparar de numerosas formas: con arroz, al horno, a la plancha…

Si sales por la noche, descubrirás que el castillo y el casco antiguo se iluminan al completo para disfrutar de paseos por el centro. Los sábados por la tarde noche, en la plaza, se organiza un baile de sardanas y la mayoría de los pubs están en el casco: Bar C Roack, el Jardí de can Marc, La Lluna y algunos más.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN BEGUR

11. Aiguablava

Alojamiento en la Costa Brava: Aiguablava
Simona Bottone/Shutterstock

Pertenece al municipio de Begur y está al sur de la población de Fornells. Situada en una pequeña bahía, Aiguablava es una cala y playa muy visitada por turistas. Se puede llegar fácilmente en coche, aunque las opciones para dormir en la Costa Brava en la pequeña bahía se reducen a un parador.

A Aiguablava puedes ir a hacer submarinismo, montar en moto acuática, tomar el sol y darte un baño. La playa no es muy grande y en verano se llena de gente, pero merece la pena visitarla.

La playa cuenta con dos restaurantes: Toc al Mar, especializado en arroces y pescado fresco, y Les Acacies, con un menú similar y ambos con vistas al mar. También frente a la playa se encuentra el Mar i Vent que, además de restaurante, es un Beach Club donde puedes alargar la tarde.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN AIGUABLAVA

12. Tamariu

Dónde dormir en la Costa Brava: Tamariu
Landscape Nature Photo/Tamariu

Rodeado de calas y colinas Tamariu es uno de los destinos más tranquilos de la Costa Brava. Aunque hay carreteras que lo conectan con Palafrugell, las montañas que rodean a este antiguo asentamiento pesquero lo apartan del turismo masificado.

La playa de unos cien metros es el centro de Tamariu. Alrededor de ella se concentran los hostales y hoteles para alojarse en la Costa Brava por la zona y algunos buenos restaurantes como Es Dofi y Puerto Playa, ambos con vistas al mar.

Si quieres darte una vuelta en barco por la pequeña bahía lo puedes hacer alquilando una embarcación en Paco Boats. El lugar también es muy frecuentado por aficionados al submarinismo, a los deportes náuticos y al senderismo.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN TAMARIU

13. Llafranc

Dónde alojarse en la Costa Brava: Llafranc
Oleg_P/Shutterstock

Pertenece al municipio de Palafrugell y está ubicado frente a una pequeña bahía. Las mejores comunicaciones por carretera son hacia el oeste, posee buenos alojamientos que hacen de él una buena opción hospedarse en la Costa Brava y, aunque es una zona turística, todavía conserva el ambiente del pequeño pueblo pesquero que fue.

La propia bahía y su paseo son los lugares más atractivos de Llafranc. También puedes disfrutar de una pequeña pero muy bien cuidada playa. El pueblo también cuenta con un club náutico en el puerto donde se pueden alquilar barcos.

Además, si sales del pueblo en dirección Este, te encontrarás con el Conjunto Monumental de San Sebastián de la Guarda, compuesto por el Faro de San Sebastián, una torre vigía, una ermita y los restos de un poblado ibérico. Desde esta zona obtendrás las mejores vistas de la bahía y de Llafranc. En esas vistas reconocerás la Iglesia de Santa Rosa de Lima, en pleno centro.

En cuanto a restaurantes, cerca del puerto te recomendamos La Sirena; siguiendo por el paseo marítimo, te encontrarás con el Restaurante Llafranc; dos calles al norte está El Toc y, más al oeste, uno de los más valorados: el Restaurante León, especializado en pescados a la parrilla. Finalmente, para disfrutar de la noche, en la carretera que te lleva a Palafrugell hay una discoteca al aire libre: Costa Este.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN LLAFRANC

14. Playa de Aro

Hoteles en la Costa Brava: Platja d´Aro
travelpeter/Shutterstock

Playa de Aro forma parte de Castillo de Aro, municipio que también incluye S’Agaró, al sur. A nivel turístico, es el lugar más importante y en verano la población llega a superar los 50.000 habitantes. Esto da una idea del número de oportunidades para alojarse en la Costa Brava que ofrece el municipio.

Destacar en primer lugar las extensas y buenas playas de Playa de Aro. Con el tiempo, también se han ido construyendo parques como el acuático Aquadiver, el parque de atracciones Pp’s Park, Costa Brava Parc Aventura o Everest Costa Brava.

Al final de la playa, si te gustan los deportes acuáticos, también hay puerto con club náutico. Y si quieres tener una vista panorámica de la zona, puedes subir al Mirador del Pinell, entre Playa d’Aro y S’agaró.

La zona de compras está frente a la estrecha bahía que comienza en el puerto. Encontrarás jugueterías, grandes supermercados, zapaterías, etc. En cuanto a restaurantes, un buen número se encuentran en la gran avenida Cavall Bernar, que recorre la población.

A destacar: la Marisquería Aradi, la Pizzería Roma, El Racó de L’Epi o el restaurante casero Feliu, donde también sirven comida para llevar. También en esta avenida hay algunos pubs como Gib’s Playa de Aro, Trendy Coctails o el Secret.

Y si lo que buscas es una experiencia más playera, hay dos clubs de playa muy buenos: el Buddha Relax Beach Lounge y el Xic Beach.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN PLAYA DE ARO

15. Tossa de Mar

Hospedarse en la Costa Brava en Tossa de Mar
S-F/Shutterstock

La Selva es la comarca más al sur de la Costa Brava y allí se encuentra Tossa de Mar. Pese a estar rodeado de sierra, tiene buenas comunicaciones por carretera en todas las direcciones y es uno de los mejores lugares para dormir en la Costa Brava.

Tossa del Mar ya existía en tiempos de dominio romano y se llamaba Turissa, cuyos restos están en la Av. Del Pelegrí. También hay yacimientos del Paleolítico y de todo ello se puede conocer más en el Museo de Tossa.

Otro lugar muy interesantes es la Vila Vella, un castillo y su muralla con varias almenas del siglo XIII. Está ubicado frente a la costa y da fin a la playa de Tossa, con bandera azul. También te gustará la Iglesia Parroquial de San Vicente, del siglo XVIII, o la blanca Casa Sans, del siglo XIX. Más allá del castillo también se encuentra el Faro de Tossa, con un pequeño museo.

En la zona centro podrás realizar algunas compras y disfrutar de alguno de sus restaurantes, como Castell Vell, un local dentro de las murallas, muy bien decorado y que, además, organiza visitas guiadas al castillo.

No muy lejos está La Cuina de Can Simón, donde probar cocina mediterránea de calidad, y más abajo La Placeta. Ya frente a la playa, hay otros de interés como el italiano Piccola Nostra y el restaurante marinero Tepes del Mar.

De vuelta al casco antiguo, puedes tomarte algo por la noche en el Disco Pub San Antonio, el bar terraza El Triket o, en el paseo marítimo, en el bar de copas Cocoa Beach.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN TOSSA DE MAR

16. Lloret de Mar

Dórmir en la Costa Brava en Lloret de Mar
kavalenkau/Shutterstock

Con casi 40.000 habitantes es un destino turístico de gran envergadura. Su oferta en alojamientos también lo convierte en uno de los mejores lugares para hospedarse en la Costa Brava, y las comunicaciones son muy buenas en cualquier dirección.

Lloret es famosa por sus playas de arena fina y dorada, y sus aguas claras. Su principal línea costera está flanqueada por dos monumentos: La Dona Marinera, al oeste y monumento en honor a las mujeres que esperaban a sus maridos volver del mar, y el Castillo d’en Plaja, en Sa Caleta.

Este castillo está bien conservado, pero al estar en manos privadas no es accesible. Entre medias, frente a la playa, para los interesados en conocer la historia marinera de Lloret, se encuentra el Museo del Mar.

No muy lejos está la Iglesia de San Román y más al Este el Castillo de San Juan, del siglo XI y que aún conserva la Torre del homenaje. Para visitas en familia, no te pierdas los Parques Water World, Gnomo Park y el Jardín Botánico Santa Clotilde, a las afueras. En la zona centro también hay una zona de juegos: el Sould Park.

Prácticamente desde el paseo marítimo hasta las afueras en la zona norte, hay varias calles como San Pere con multitud de tiendas. Esta calle, además, es peatonal en algunos tramos.

Al inicio de San Pere también se concentran numerosos restaurantes de interés: La Palma Steak House, El Gaucho, La Vaca Echada o Can Bolet, restaurante que cultiva sus propios alimentos y tiene hasta vivero.

Y en cuanto a pubs y discotecas la cosa está más repartida. En la zona de los restaurantes encontrarás interesante el Maui Bar, más al sur, a los pies del monte donde está La Dona Marinera, está el Blue Bar, y al final de la Playa de Fenals hay un Lounge & Chill Out frente a la playa: Punta Garbi.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN LLORET DE MAR

17. Blanes

Dónde alojarse en la Costa Brava: Blanes
S-F/Shutterstock

Tiene una población de unos 40.000 habitantes y está bien conectada por carretera con el resto de Girona. Posee varias zonas con hoteles para alojarse en la Costa Brava, especialmente alrededor de la Plaza Mare de Déu del Vilar.

Blanes cuenta con dos zonas de playa separadas por el cabo Sa Palomera, donde hay un arco que, simbólicamente, da inicio a la Costa Brava. Al norte de este pequeño cabo está la ciudad antigua donde destacan la Iglesia de Santa María y el Puerto deportivo.

A las afueras también te recomendamos visitar el Castillo de San Juan -desde donde tener una panorámica magnífica-, la Ermita de Santa Bárbara, y, ya en la costa, el Jardín Botánico Marimurtra.

Además de en la Plaza de la Solidaridad, encontrarás tiendas en el Paseo Marítimo, también la zona más interesante para probar la gastronomía local. Alrededor del puerto podrás probar pescado y marisco frescos en Port Pesquer, tapas de la zona el Sa Lola Blames o comida italiana en La Tagliatella.

Más al sur, frente al cabo Sa Palomera, hay otros lugares como Malica-Can Ton y el famoso Club es Blanc. En esta zona también puedes trasnochar en El Ancla y más al sur hay otros lugares como Tropicana o el pub Shamrock Irish Bar.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN BLANES

18. Besalú

Basalú. Costa Brava
CRISTIAN IONUT ZAHARIA/Shutterstock

El último pueblo que te recomendamos es uno de los tesoros medievales de Cataluña. A los pies del río El Fluvià, tiene al norte la A-26, que lo conecta bien con el resto de Gerona. No es un pueblo con una de las ofertas de alojamiento en la Costa Brava más densa, pero hay algunos hoteles y hostales en su casco antiguo.

La joya de Besalú es su puente medieval. Aunque ha sido restaurado, ya existía en el siglo X junto a otros lugares como la sinagoga y los baños judíos, el hospital de peregrinos o el Monasterio de San Pedro. Precisamente estos edificios constituyen el Complejo Arquitectónico Medieval de Besalú.

En esta zona también hay algunas tiendas donde comprar algún recuerdo. Justo frente al puente también puedes probar la cocina local en el Restaurante Pont Vell o probar la «cocina volcánica» en la Curia Real.

Un poco más hacia las afueras, hay otros restaurantes de comida casera como el Mesón Cal Tronc o Can Quei, un restaurante en una casa de piedra donde descubrir la verdadera esencia de la Costa Brava y el Ampurdán.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN BESALÚ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here