Dónde alojarse en Naxos: las 10 mejores zonas

Dónde alojarse en Naxos

De las más de 200 islas que conforman el archipiélago de las Cícladas, Naxos es la más grande. Si estás planificado visitarla y buscas información acerca de las mejores zonas donde alojarse en Naxos, aquí te aportamos todo lo que necesitas saber para que tu escapada sea perfecta.

Aunque sus vecinas Mykonos y Santorini proyectan una sombra alargada sobre esta isla griega, lo cierto es que no han conseguido eclipsarla ante los ojos de los viajeros más inquietos, que buscan adentrarse en la pureza y en el lado más verde de Grecia.

Naxos aúna historia, mitología, playas, naturaleza salvaje y la idiosincrasia de la Grecia más consuetudinaria. Un buen número de atractivos que hace que reciba cada vez más viajeros, aunque sigue siendo una isla sin turismo de masas como, por ejemplo, Mykonos.

Las 10 mejores zonas donde alojarse en Naxos

A la hora de decidirse por una zona donde dormir en Naxos, la costa este es menos turística, por lo que dispone de menor número de alojamientos. Menos oferta, pero también algo más barata. 

En la costa norte se encuentran las opciones más caras, por cuanto acoge las mejores playas y, por lo tanto, los enclaves más turísticos.  Aún así hay diferencias importantes de unas zonas a otras.

Así, las partes más caras para hospedarse en Naxos son Naxos Town, Agios Georgios, Agia Anna, Agios Prokopios y Stelida. Las más baratas Apollonas, Mikri Vigla, Abram Beach/Kampos y Aliko Beach.

1. Naxos Chora(Naxos Town)

La capital de Naxos, también conocida como Chora o Khora, se sitúa en la parte oeste de la isla, en lo alto de la colina. 

Concentra gran parte de los servicios administrativos, comerciales y turísticos y el aeropuerto, que está a tres kilómetros y conecta con el de Atenas Eleftherios Venizelos. Así que es una de las zonas más visitadas y una de las más elegidas para dormir en Naxos.

Su encanto estriba en que preserva la estética propia de los tradicionales pueblos pesqueros griegos, pues está conformada por un entramado de callejuelas adoquinadas, jalonadas por casitas encaladas en blanco, decoradas con elementos venecianos y cicládicos, e iglesias con cúpulas azules.

La corona el castillo veneciano, del que se conservan solo algunos elementos, como la torre de Glezos, que luce una inusual forma redonda. 

Sin duda, da buena cuenta de la importancia y el esplendor de quien fuera la capital del Ducado del Egeo, durante la época de dominio de la República Veneciana de la isla.

A sus pies se extiende el barrio de Kastro, así llamado porque las casas de estilo veneciano que lo componen integran en su estructura las murallas originales que rodeaban el castillo. 

Además, es el más antiguo de la ciudad y está conformado por un entramado laberíntico de estrechas callejuelas adoquinadas. En ellas abren sus puertas pequeñas tiendas de artesanía, comercios de barrio, puestos de frutas y coquetos restaurantes. Calles por las que, sin duda, es un placer perderse.

El gran reclamo cultural de Chora es el museo Arqueológico, que se encuentra en las cercanías del castillo. Ocupa un precioso edificio de estilo veneciano construido en el siglo XVII, por lo que acercarse a contemplar su exterior ya merece la pena. 

Aunque lo interesante está en su interior, que conserva un extensísima colección de objetos y piezas datados desde el Neolítico a los primeros años de surgimiento de la cristiandad, es decir, 6.000 años de historia de Grecia y su esplendor. No te pierdas la colección de las figuras cicládicas.

No es el único museo interesante de la ciudad. Tienes otros tan interesantes como el museo del folclore, el museo veneciano Della Rocca-Barozzi, y el museo de Mitropolis.

Por otra parte, para asomarse al Egeo y disfrutar de todas las posibilidades que brinda el mar, lo mejor es dirigirse a alguna de las playas cercanas (alguna como Agios Georgios a distancia caminable desde el centro de la ciudad).

La más concurrida de las playas cercanas es Agios Prokopios. Se extiende a lo largo de más de 1 km, está considerada una de las más bonitas de Europa y es un lugar privilegiado para el buceo debido a la pulcritud de sus aguas. 

Pero hay más y más íntimas como Psili Ammos, Moutsouna y Panormos, rodeadas de vegetación.

Para una playa más cercana opta por Agio Georgios, playa donde desemboca el paseo que recorre el puerto. Esta playa atrae a muchos amantes del windsurf, si bien es cierto que todos los méritos en lo referente a la práctica de esta disciplina se los lleva Mikri Vigla

El paseo del puerto está repleto de restaurantes, puestos, tiendas de souvenirs, agencias de viajes, donde es posible adquirir los billetes a otras islas, y cafeterías, donde puedes recobrar fuerzas con vistas increíbles e incluso disfrutar de una puesta de sol.

Cerca del mismo también se encuentra la estación central de autobuses, que conecta con otros pueblos de la capital.

En la parte norte de Naxos Town, cerca del puerto, se encuentra el islote de Palatia, que guarda la Portara. Se trata de una monumental puerta, construida en mármol y con una altura de ocho metros, que iba a servir de acceso al inconcluso Templo de Apolo. 

Sea como fuere, esta construcción se ha convertido en el icono de la isla, visible desde cualquier punto, y en una visita obligada para quienes llegan a la ciudad.

Hospedarse en Naxos Town es la opción más cómoda, por cuanto dispone de todos los servicios y está muy comunicada. 

Además del indudable interés turístico de la capital, otro gran aliciente es que es la zona de Naxos que tiene la mejor vida nocturna. Si quieres combinar tus días de sol y playa y visitas con noches divertidas, Chora es tu lugar.

Por otra parte, cuenta con una excelente oferta de alojamientos. Muchos de ellos se concentran en torno a la popular playa de Agios Georgios, regalando vistas privilegiadas al mar. 

Sin embargo, los precios son los más elevados de la isla. Aunque si haces la reserva con antelación, puedes ahorrarte unos cuantos euros.

2. Agios Georgios

Esta playa, cuya traducción al español es San Jorge, se encuentra a las afueras de Chora. Goza de bandera azul y es una de las más concurridas.

Está cubierta por mantos de arena fina y tiene poca profundidad, lo que la hace idónea para familias. El extremo sur de la playa es un punto popular para practicar windsurf.

El paseo marítimo que la recorre concentra bastantes restaurantes, donde puede degustar pescado y pulpo frescos, cafeterías y tiendas de regalos. También es un lugar perfecto para disfrutar de evocadoras puestas de sol.

Tal y como hemos adelantado, está muy cerca de la capital, por lo que puedes combinar el disfrute del mar con actividades culturales.

Es una de las opciones más interesantes a la hora de dormir en Naxos para quienes quieren disfrutar de la playa y la tranquilidad que proporciona y, al mismo tiempo, estar bien comunicado. 

La oferta de alojamientos es bastante generosa. La mayoría de los hoteles se encuentran en el paseo marítimo, por lo que ofrecen vistas al mar. Los precios no son baratos, mucho menos en temporada alta. Así que conviene ser previsor y reservar con antelación.

3. Plaka

Esta playa está a unos 8 km de Naxos Town, justo a continuación del arenal de Agia Anna, desde la que se accede por un camino. Se extiende a lo largo de 4 kilómetros y luce un aspecto muy virgen, en el que toman el protagonismo las dunas y la vegetación, que la dota de gran belleza. 

En la parte sur se concentran los bañistas que practican nudismo, mientras que el resto del arenal puede presumir de ser uno de los más concurridos de Naxos. 

Atributos le sobran: es muy larga y ancha, tiene arena muy fina, aguas cristalinas y un oleaje perfecto para disfrutar de un baño o deportes acuáticos

El paseo marítimo que la recorre dispone de una excelente oferta de restaurantes, que montan sus mesas a pie de playa y donde puedes saborear cocina griega. A lo largo de ella también encontrarás muchas tabernas, chiringuitos, clubs, cafeterías y tiendas.

En él también abren sus puertas un buen número de hoteles, resorts y apartamentos, que recomendamos ojear a la hora de buscar donde dormir en Naxos.

4. Agia Anna

Esta playa está a menos de 6 kilómetros de la capital, desde donde parten autobuses con destino a ella. No obstante, también se accede por la carretera costera que conecta con Plaka, la cual regala privilegiadas vistas al mar. Así que acercarse a ella ya merece la pena.

Para ser exactos, Agia Anna está conformada por varias playas contiguas que dan continuación a la playa de Agios Prokopios

El resultado es un arenal sumamente extenso, que además dispone de finísima arena blanca y está bañado por aguas pulcras y muy tranquilas. 

No obstante, la parte norte suele tener oleaje intenso, siendo ideal para practicar surf o windsurf.

Está flanqueada por un pequeño puerto, a donde atracan las embarcaciones pesqueras locales, creando una postal de lo más ‘instagrameable’. 

Además, regala las mejores puestas de sol de la isla. De hecho, son muchos los que se acercan aquí para despedirlo. 

Junto a este, hay una pequeña cala que ofrece intimidad y un oleaje más moderado que la playa, presentándose muy apropiada para los viajeros que van en familia o para protegerse del viento de la playa principal.

Del lado sur de la playa parte las Marangas, un camino que discurre paralelo al mar, entre espigados cedros, que conecta con la playa de Agios Prokopios. Así que si te apetece pasear y disfrutar de las vistas, no dudes en recorrerlo.

En las inmediaciones de la playa y en el interior del pueblo que la custodia hay una buena oferta de restaurantes, que son dirección de referencia para degustar pescados frescos y platos tradicionales griegos, bares, cafeterías y algunos clubes nocturnos. 

En la localidad también se encuentra la segunda parada de la ruta de autobús Chora-Agios Prokopios-Agia Anna-Plaka. A lo que se suma que está a tan solo cuatro kilómetros del aeropuerto.

Aquí hay bastantes opciones de alojamiento: hoteles, apartamentos, casas de vacaciones e incluso habitaciones individuales. Muchos de ellos tienen vistas al mar y a la isla de Paros

Así que si deseas estar cerca de la capital y, además, en primera línea de playa, esta es una de las zonas más interesantes a la hora de alojarse en Naxos. 

Puesto que es un enclave bastante concurrido, los precios de los alojamientos son un poco elevados, especialmente en temporada alta. No obstante, si haces la reserva con antelación, lograrás buenos precios.

También te puede interesar: Dónde dormir en Santorini, dónde dormir en Mykonos, dónde dormir en Creta, dónde dormir en Atenas

5. Agios Prokopios

Esta playa se encuentra a continuación de la de Saint George, a menos de 6 km de la capital de Naxos y muy cerca de Agia Anna. Es una de las más populares donde alojarse en Naxos. Razones para ello no le faltan.

Se extiende a lo largo de 1,5 km, está rodeada de arboledas, salpicada de pequeñas dunas y bañada por aguas turquesas y tan tranquilas que crean la sensación de estar en una piscina.

Estas características la han convertido en una de las más populares de la isla y galardonadas de Grecia. Tanto es así que ha recibido diversos premios como la tercera mejor playa del país. Además, está entre las diez mejores de Europa.

La parte sur es la más turística, de modo que dispone de servicio de hamacas y sombrillas, instalaciones deportivas, chiringuitos y restaurantes

La parte norte es más salvaje, apenas tiene servicios y permanece prácticamente solitaria, siendo una excelente opción para los que buscan disfrutar de la tranquilidad y para los naturistas. 

En este extremo encontrarás los restos de la antigua salina Kokkini Limni, cuya traducción es Lago Rojo, que es lugar de parada de numerosas colonias de garzas en su periplo hacia África.

El pueblo que la custodia está hecho a medida para el turismo, pues cuenta con todo tipo de servicios, especialmente restaurantes, tiendas de souvenirs, tabernas e incluso tiendas de alquiler de motos.

Como corresponde a una zona turística, la oferta de alojamientos es muy extensa. Se concentra en la inmediaciones de la playa, donde hay un buen surtido de hoteles, apartamentos de vacaciones y complejos turísticos con vistas al mar, que suelen tener precios elevados. 

Para dar con opciones más económicas, hay que dirigirse al interior de la localidad que custodia la playa.

6. Apollonas

Este tradicional pueblo pesquero está al noroeste de la isla, a 36 kilómetros de la capital. Aunque tiene reducidas dimensiones, es posiblemente el más turístico de la parte norte de Naxos

Entre las razones de su popularidad se encuentra su preciosa playa de fina arena, aguas cristalinas y enmarcada en un marco paisajístico típicamente griego.

También contribuye el paseo marítimo que la recorre, que está repleto de tiendas, tabernas, restaurantes de pescado fresco e incluso tiene un pequeño mercado. 

Aquí también se concentran un buen número de hoteles y otros alojamientos con vistas al mar y todo tipo de servicios. Opciones interesantes a la hora de alojarse en Naxos, especialmente para quienes quieren sentir la brisa del mar y adentrarse en la Grecia rural más tradicional.

Pero Apollonas no solo es playa. Dispone de otros atractivos culturales como la popular escultura Kouros, que yace entre las rocas, en la entrada del pueblo. 

Está inacabada, es antiquísima, pues data del siglo VI a.C., y se cree que representa (los arqueólogos no han llegado a una conclusión) a Dionisio. 

También tiene una coqueta iglesia coronada con una cúpula azul, y está conformado por casas que lucen una arquitectura típica de las Cícladas, es decir, encaladas en blanco inmaculado, con puertas y ventanas azules y decoración floral.

Apollonas se presenta como una magnífica opción a la hora de dormir en Naxos, ya que sus precios son bastante razonables. También es un excelente enclave base para acercarse a otros pueblos del interior e incluso a la capital.

7. Mikri Vigla

Este encantador pueblo está al sur de la isla, a 12 km kilómetros de la capital. Es uno de los destinos más populares y hermosos por sus verdes paisajes y, sobre todo, por sus dos playas: Parthena, al norte, y Limanaki, al sur

Están separadas entre sí por un cerro coronado con una ermita blanca, que antaño sirvió de vigilancia para el tráfico marino y el avistamiento de piratas.

La primera dispone de aguas tranquilas, pues está resguardada del viento, y su profundidad aumenta progresivamente, por lo que es perfecta para acudir en familia

La segunda tiene un oleaje más intenso debido a la influencia del viento del norte conocido como Meltemi, por lo que es idónea para la práctica de disciplinas marítimas como surf, el windsurf o kitesurf, congregando a aficionados de todo el mundo. 

De hecho, está considerada uno de los mejores lugares del Egeo para la práctica de este tipo de disciplinas.

La playa de Limanaki llega hasta el pueblo de Kastraki, cuya costa tiene una extensa playa, de aguas turquesas y fina arena, rodeada de restaurantes especializados en cocina local. 

Si te sobra tiempo, nuestra recomendación es que te acerques a conocer este trocito tan auténtico de Naxos.

En las inmediaciones de dichas playas hay un buen número de servicios como supermercados, tiendas, tabernas, bares, restaurantes con vistas al mar. 

A pocos pasos de la playa también abren sus puertas bastantes hoteles y alojamientos. Los precios son bastante compatibles con todos los presupuestos, si bien es cierto que los más económicos se encuentran más cerca del corazón de la localidad.

El pueblo conserva casas con arquitectura tradicional de las Cícladas y un ambiente típicamente griego. Así que si buscas tranquilidad, autenticidad, playa, naturaleza o practicar deportes marítimos, este es un buen lugar donde alojarse en Naxos.. 

Además, desde este punto también puedes realizar excursiones a islas vecinas como Paros, cuya capital, Parikia, está coronada con un bonito castillo veneciano y su costa bendecida por magníficas playas como Livadia o Aghio Fokass. 

Otra opción es Koufonisia, jalonada con un precioso puerto y la playa de Pori, cuyas aguas son de un azul infinito.

8. Abram Beach/Kampos

Abram Beach se encuentra en la bahía de Abrami, en la pequeña localidad de Kampos, que ocupa la parte noroeste de la isla. 

A diferencia del resto que salpican la costa, está formada por pequeños guijarros, rodeada de arboleda y rocas y bañada por aguas de azul intenso. 

No es muy grande, por lo que es perfecta para acudir en familia, y sus aguas son calmadas, lo que la convierte en un excelente lugar para la práctica de la pesca y snorkel.

Los que quieran más tranquilidad pueden dirigirse a la cala contigua Agios Mamas, que además es el lugar de amarre de las embarcaciones pesqueras de la zona, regalando una bonita postal.

Por su parte, el pueblo de Kampos conserva casas con arquitectura tradicional griega y algunas construcciones que merecen una visita como su preciosa iglesia, que ocupa el alto de un promontorio. 

En sus callejuelas también encontrarás el centro de buceo de la isla, varios supermercados y tiendas.

Además, está a tan solo 20 kilómetros de la capital, con la que está muy bien comunicada a través del transporte público. Otra opción es acceder por la escarpada carretera con maravillosas vistas a la costa. 

También está a poca distancia de Eggares, un pequeño pueblo que se levanta sobre una extensa llanura, que conserva un ambiente griego muy auténtico. 

En sus calles se levantan bonitas construcciones como la iglesia de Kimissis Theotokou y otra llamativa iglesia coronada con una cúpula roja, así como un buen número de restaurantes donde puedes saborear platos locales.

Es un lugar que permite adentrarse en la tranquilidad de las áreas rurales griegas más tradicionales y, al mismo tiempo, disfrutar del mar. 

En los alrededores del arenal hay alguna taberna y varios alojamientos, entre los que se encuentran un hotel y varios apartamentos de vacaciones, cuyos precios son más económicos que en otras partes de la isla griega

No obstante, en algunas épocas del año, especialmente verano, escasea el alojamiento dada la elevada demanda. En este caso, recomendamos no hacer la reserva a última hora.

9. Aliko Beach

Esta playa se encuentra en la costa suroeste de la isla, a menos de 20 kilómetros de la capital

Ostenta el honor de ser una de las más grandes y bonitas de Naxos, pues está abrazada por un campo de dunas de arena y un enorme bosque de cedros, que le aporta frescor y ejerce de perfecta sombrilla para disfrutar de una siesta. El entorno conforma un área protegida.

Sus reposadas aguas azules son perfectas para disfrutar de un baño en familia, pescar o practicar snorkel. A pesar de estas características, no es ni mucho menos la más turística, presentándose ideal a la hora de alojarse en Naxos, especialmente para quienes huyen del bullicio.

Aliko incluye calas y otras pequeñas playas como Mikro Alyko, Kedros y Hawaii. Kedros es la más septentrional y exótica, pues atesora un bosque de cedros. 

Por su parte, Hawaii, a la que puedes llegar desde Aliko por un sendero de arena, está resguardada por una robusta pared rocosa, que la dota de intimidad y la protege del viento, lo que la convierte en una de nuestras favoritas. 

Al otro lado de dicha pared rocosa, se encuentran Kedros y Mikro Alyko, que conservan un carácter íntimo y virgen de lo más evocador.

Ninguna de ellas tiene chiringuitos, ni servicio de hamacas o sombrillas, lo que la dota de más tranquilidad y autenticidad. Así que no te olvides de llevar las tuyas.

En definitiva, Aliko es el lugar muy recomendable para hospedarse en Naxos durante tus vacaciones si quieres disfrutar de la naturaleza más auténtica de Grecia. 

En las cercanías hay una interesante oferta de alojamientos, la mayoría de los cuales son complejos hoteleros con todo incluido y bonitas vistas al mar

Aunque no suelen estar masificados, en verano suelen tener más concurrencia. Así que no reserves en el último momento.

10. Stelida

Esta playa se encuentra a 5 km de Chora y muy cerca de los arenales de Saint George y Agios Prokopios, los dos más populares de Naxos. 

A pesar de su excelente ubicación y su bonito entorno natural, pasa bastante desapercibida ante los viajeros, lo que la convierte en una alternativa para los que buscan disfrutar de las posibilidades del mar en intimidad. 

Aunque en ello tenga que ver también el hecho de que carece de servicio de hamacas, sombrillas y chiringuitos, atrayendo a un perfil de viajeros muy específico, es decir, que busca tranquilidad y prioriza las vistas, el sonido del mar y la naturaleza sobre las comodidades.

A diferencia de sus vecinas, que son extensas y están cubiertas de fina arena, Stelida es íntima y pequeña y está cubierta de guijarros.

Sin embargo, tiene una excelente ubicación, pues está a menos de 10 minutos del aeropuerto de Naxos, evitando tener que realizar largos desplazamientos o recurrir a los viajes en ferri.

En la colina que la resguarda hay varios yacimientos arqueológicos, en los que se han encontrado numerosos objetos y datos acerca de la evolución humana como, por ejemplo, el comportamiento de las antiguas especies humanas. 

Aunque uno de los hallazgos más significativos ha sido la cantera de sílex y el taller de elaboración de herramientas con dicho material que data del Paleolítico Medio, es decir, de hace 40.000 años

Esto implica que Stelida es el lugar arqueológico más antiguo de las Cícladas. Los útiles y las herramientas halladas, que son más de 200.000, se encuentran en el museo arqueológico de Naxos.

Aunque la oferta de alojamientos ya es bastante interesante, sigue creciendo con la apertura de complejos hoteleros y otros de lujo. 

También cuenta con un buen número de apartamentos de vacaciones y villas, muchas de ellas ubicadas sobre la ladera del pueblo. Sus precios son elevados, mucho más en verano. 

Sin embargo, es una buena alternativa para alojarse en Naxos si buscas servicios exclusivos, disfrutar de entornos privilegiados y adentrarte en la historia más remota de Grecia.

Categorías Grecia

Deja un comentario