Dónde alojarse en Napa Valley: Las mejores zonas

Dónde alojarse en Napa Valley

Napa Valley es un imprescindible para todo aquel que visite California, más aún para los amantes del vino. Si planeas visitar esta zona durante varios días lo primero que debes decidir es en qué ciudad te vas a quedar. Para ayudarte hemos seleccionado las mejores ciudades donde alojarse en Napa Valley.

Cualquiera de las ciudades de nuestra lista te dará fácil acceso a cientos de extensas fincas de viñedos de categoría mundial, balnearios, restaurantes, tiendas, los populares paseos en globo, excursiones y mucho más.

Al planificar unas vacaciones en el Valle de Napa, es importante saber cómo desplazarse. La mejor opción es sin duda alquilar un coche y visitar la zona con la independencia y libertad que aporta. 

No es la única opción. El condado de Napa cuenta con un sistema de autobuses de ruta fija llamado VINE que recorre diariamente el valle con punto de partida en la ciudad de Napa. 

El VINE, que termina en la zona de la bahía de San Francisco, llega hasta la terminal del ferry en Vallejo. 

También existe otra opción de transporte llamada  the Napa Valley Wine Train, que realiza un viaje de casi 60 km desde y hacia Santa Helena en vagones de tren antiguos restaurados. 

Dónde alojarse en Napa Valley: las mejores zonas

1. Napa, la ciudad más popular donde alojarse en Napa Valley

La ciudad de Napa es la más grande del valle y está situada a tan solo 1 hora de San Francisco. También es la ciudad más animada de toda la zona., la que te ofrece más opciones de restaurantes y cosas para hacer.

Conocida como el «corazón» de la Región del Vino, la ciudad de Napa es famosa por tener uno de los centros históricos más bonitos de California que se articula entorno a un bonito paseo frente al río repleto de restaurantes y tiendas. 

Algunos de los lugares que no hay que perderse del centro son el famoso Mercado Público de Oxford y la histórica Ópera del Valle de Napa. 

Sin embargo, la ciudad de Napa por lo que realmente es conocida es por su colección de sitios de cata de vinos. Todo un paraíso para los amantes del buen vino.

Por otra parte, cabe destacar que de todas las ciudades que componen la zona, Napa es el lugar donde vas a encontrar la mejor vida nocturna.

Aunque esta ciudad tiene un ambiente pequeño e íntimo, no te faltarán hoteles entre los que elegir. 

Obviamente la mejor zona donde alojarse en Napa es el centro, y más concretamente en el paseo del río. En esta zona encontrarás excelentes hoteles, muchos de ellos de cadenas hoteleras bien conocidas.

Por otra parte, si quieres encontrar algo más barato, puedes llegar a ahorrar hasta 100 dólares si te alojas en algún lugar situado a unos kilómetros del centro de la ciudad. Si dispones de coche no te supondrá ningún esfuerzo.

2. Santa Helena, una de las ciudades más populares del Valle de Napa

Santa Helena es uno de los sitios más populares para alojarse en el Valle de Napa. Situada a unos 90 minutos en coche de San Francisco es una ciudad pintoresca que representa a la perfección el alma del valle.

La ciudad te ofrece una buena oferta de restaurantes, galerías de arte, y boutiques. Para disfrutar de esta oferta solo tienes que pasearte por su hermosa calle principal salpicada de todo tipo de establecimientos, desde toda clase de tiendas, hasta restaurantes con categoría Michelin que incluso ofrecen clases particulares de cocina. 

A nivel de viñedos, algunos de los nombres principales son los viñedos Beringer, las bodegas Charles Krug y los viñedos Merryvale, que se encuentran justo en la calle principal. 

Por la zona también encontrarás otros viñedos de categoría mundial como Pride Mountain Vineyards y Merryvale Vineyards. 

Además de disfrutar de la experiencia del vino en Santa Helena, también vale la pena hacer una visita al famoso Museo Robert Louis Stevenson que te dará la oportunidad de recorrer la casa perfectamente restaurada del afamado escritor. 

Otra visita más activa es el Parque Estatal Robert Louis Stevenson de Santa Helena. Cuenta con un magnífico sendero que te llevará a una cima desde la que podrás contemplar toda la bahía de San Francisco. 

Santa Helena, es un lugar exclusivo para alojarse en Napa Valley. Está salpicada de complejos turísticos y spas de bienestar con tarifas no accesibles para todos los bolsillos. 

3. Calistoga, dónde dormir en Napa Valley en un destino de spa y bienestar

Calistoga a pesar de ser uno de los pueblos más pequeños de la región es bien conocida por sus spas y sus centros de bienestar. También es conocido por el géiser Old Faithful de California.

Sus aguas termales naturales, sus baños de barro, y los tratamientos que ofrecen sus spas complementan muy bien el enoturismo de la zona.De hecho, este es uno de los únicos lugares del Valle de Napa donde el turismo del vino se ve eclipsado por el turismo de spa y bienestar. 

Muchos de sus hoteles son retiros de bienestar que ofrecen baños en piscinas minerales, yoga al amanecer y caminatas curativas. 

Sin embargo, eso no quiere decir que no ofrezca también su buena dosis de vino. 

Aquí se encuentran viñedos históricos como Schramsberg Vineyards, Vincent Arroyo Winery y Chateau Montelena que ofrecen amplias oportunidades para recorrer fincas que se remontan al siglo XIX. 

Por supuesto, la joya de la corona de Calistoga es el Castello di Amorosa. Construido como un verdadero castillo de estilo medieval, esta bodega te transporta a la Toscana en plena California. 

Por otra parte, el Parque Estatal de Bothe-Napa es un hermoso lugar para hacer senderismo entre secuoyas. 

4. American Canyon, dónde alojarse en Napa Valley con poco presupuesto

American Canyon es un destino más sencillo y menos caro que otros de esta lista. Famosa por sus hermosas vistas de la bahía de San Francisco, la ciudad ofrece zonas naturales para explorar cuando quieras tomarte un respiro de las rutas del vino. 

Una de ellas es el parque Wetlands Edge, y otra, muy popular para la observación de aves, es Glass Beach. 

Para cambiar completamente de registro de la amplia red de senderos naturales que ofrece American Canyon,nada mejor que el Napa Valley Casino, abierto las 24 horas del día. 

En cuanto al alojamiento, American Canyon es una  de las opciones más económicas donde alojarse en Napa Valley.  

También te puede interesar: Dónde alojarse en San Francisco, dónde alojarse en Los Ángeles, dónde alojarse en Las Vegas, dónde alojarse en San Diego, dónde alojarse en Chicago

5. Yountville, un pueblo de postal para presupuestos holgados

¿Quién no ha visto la típica imagen de los coloridos globos aerostáticos sobrevolando las laderas del Valle de Napa? Con casi total seguridad el punto de partida de estos globos es Yountville. 

Además de por los globos aerostáticos, Yountville es una ciudad perfecta para los amantes de la buena gastronomía ya que acoge a algunos los mejores restaurantes del Valle de Napa. 

De hecho, la gente viene de toda la zona de la bahía sólo para cenar en el célebre restaurante French Laundry. 

Además de excelentes restaurantes, el centro de Yountville está salpicado de tiendas de chocolate gourmet, galerías de arte y spas. 

Para ir de compras visita Shops at the Marketplace donde encontrarás boutiques exclusivas y de gran calidad. 

Para disfrutar de un recorrido autoguiado por el Yountville Art Walk, sólo tienes que seguir las indicaciones después de empezar en la famosa Gallery 1870, situada en el V Marketplace, en la calle Washington. 

Por supuesto, Yountville cumple con creces cuando se trata de la selección de bodegas que ofrece. La lista de bodegas de visita obligada en la ciudad incluye Bell Wine Cellars, Cosentino Winery, Cliff Lede Vineyards o Priest Ranch Winery. 

Salpicada de resorts y hoteles con spa que representan algunas de las estancias más caras por noche de toda la Región del Vino, Yountville es un lugar a evitar si tu presupuesto es modesto y buscas grandes cadenas hoteleras o estancias económicas.

6. Rutherford, hogar de magníficas e históricas bodegas

Rutherford es conocido por sus vinos Cabernet Sauvignon y alberga algunas de las bodegas más magníficas e históricas de todo el Valle de Napa. 

La lista de fincas de visita obligada incluye Cakebread Cellars, Peju Winery, Round Pond Estate, Rutherford Hill Winery, Inglenook y St. Supery Winery. 

De hecho, Rutherford es uno de los principales puntos de interés del Napa Valley Wine Train. Lo escojas o no para dormir en Napa Valley seguro que figura en tu itinerario de visita.

7. Oakville, de visita obligada pero con oferta alojativa prácticamente inexistente

Oakville es una pequeña ciudad que puede pasar fácilmente desapercibida si se pasa a toda velocidad por la salida de la autopista 29. 

Sin embargo, si busca un lugar discreto y tranquilo para alojarse en el Valle de Napa bien vale la pena tomarla en consideración.

Para los conocedores de la cultura e historia del vino, Oakville es famosa por albergar el legendario y enigmático viñedo To-Kalon. 

Considerado por los historiadores del vino como el lugar de cultivo más importante de California, el suelo bien drenado que conforma To-Kalon ha sido en realidad el origen de «guerras territoriales» entre dinastías vinícolas durante años. 

Algunas de las bodegas épicas que pueden visitarse en Oakville son Opus One Winery, Turnbull Wine Cellars y Silver Oak Cellars. 

Aquí también se encuentra la aclamada bodega Robert Mondavi de Oakville está considerada como uno de los centros de enseñanza del vino más importantes de Norteamérica. 

La primera bodega desarrollada en el Valle de Napa en la época posterior a la Prohibición, acoge hoy en día en su hermosa finca desde visitas educativas hasta conciertos en directo.

Aunque Oakville es un lugar de visita obligada en cualquier itinerario por la Región del Vino, no es un lugar que ofrezca una amplia oferta para alojarse en el Valle de Napa. De hecho, ésta es casi inexistente.

Mucha gente opta por alojarse a pocos minutos en Rutherford o Yountville.

Deja un comentario