Dónde alojarse en Moscú

Dónde alojarse en Moscú

Moscú en pocas palabras es una de las capitales más grandes de Europa, también una de las más caras para vivir, aunque eso no significa que su oferta de alojamientos no se adapte a todos los bolsillos. Si vas a visitarla te interesará conocer cuáles son las mejores zonas dónde alojarse en Moscú, y que puedes encontrarte en cada una de ellas.

La capital rusa es una capital de referencia para la cultura, el deporte y para la ciencia, la educación y la tecnología en la Federación Rusa y también a nivel internacional. Ahí están su Teatro Bolshoi, sus escuelas técnicas, sus centros dedicados a la investigación en sectores punteros, y sus universidades.

Alojamiento en Moscú

El desarrollo urbanístico de Moscú es el propio de una ciudad en fase de reinvención. Tras un periodo de declive económico post soviético, Moscú es un destino emergente preferente en los días centrales del verano.

En verano el clima local ofrece su mejor versión y sus parques, calles peatonales y avenidas invitan a actividades al aire libre, y a descubrir todos los secretos de esta ciudad, en muchos sentidos, única.

Por esa razón, no hay que olvidar que julio y agosto son temporada alta en la zona y que hay que reservar con tiempo si se eligen esas fechas por la alta concentración de la demanda de alojamiento. Otro dato, las opciones de alojamiento en Moscú en todas las categorías y fórmulas están a la altura de cualquier capital occidental europea.

Hay cantidad y variedad, hoteles de todas las estrellas, hostels, apartamentos y hasta viviendas de alquiler vacacional con ambiente familiar incluido. La zona centro, la del distrito del Palacio del Kremlin, tiene una extensa oferta de todos los tipos de alojamientos. Tampoco resulta difícil encontrar un lugar confortable según las preferencias en los barrios de Arbat, Khamovniki o Basmanny, en un anillo de barrios históricos situados entre diez y quince minutos del centro moscovita.

Los alojamientos en estas zonas están bien conectados con cualquier zona de Moscú con la ayuda del sistema de metro, con el añadido de sus estaciones. Un lujazo, o como muchos las califican, en su conjunto, el mayor museo (subterráneo) de Moscú.

Alojamiento en Moscú

Las mejores zonas donde alojarse en Moscú

Si bien las mejores zonas para hospedarse en Moscú, y las más populares, son Kitay-gorod y la Plaza Roja, Arbat, y Teverskaya, otras como Basmanny, Khamovniki, el barrio judío moscovita de Marina Rosha, Yakimanka, y Presnensky, incluidos los populares Estanques Patriarshiye también son una buena opción.

Moscú ofrece barrios, barriadas y distritos en su centro histórico y en sus proximidades (con buenas conexiones de transporte) para descubrir y que hay que incluir sí o sí en una agenda viajera si de verdad se quiere conocer la capital rusa a pie de obra.

Te alojes o no en ellas te convendrá conocer un poco sobre los barrios y zonas más interesantes de la capital moscovita.

La Plaza Roja, Kitai-gorod

Kitai-gorod, donde se asienta la Plaza Roja, es el primer barrio de nuestra lista. Es la zona más turística y conocida de la ciudad y sin dudas el lugar más buscado para dormir en Moscú.

Kitai-gorod es el área residencial y de negocios donde se encuentra el Kremlin. También aglutina algunos de los atractivos turísticos más importantes la ciudad como la misma Plaza Roja, las viejas murallas medievales de Moscú, palacios, la Catedral de San Basilio, las plazas de  Lubyanka y Slavyanskaya, el Monasterio de la Epifanía, con su cúpula dorada, y mucho más.

En la zona, hay una mezcla de edificios históricos, como palacios, iglesias, casas estilo Art Nouveau, arquitectura tradicional rusa y bloques de la era soviética. Kitai-gorod es un barrio residencial tranquilo, pero que también se caracteriza por ser una de las zonas de referencia del ocio nocturno moscovita con sus clubes nocturnos. Además sus restaurantes, cafés, centros comerciales, museos y parques ofrecen diferentes opciones con las que alimentar el tiempo de ocio.

Si bien hay una amplia oferta de alojamiento en todas las gamas, las opciones medio altas y de lujo son las que predominan en esta zona. En los últimos tiempos se han abierto un buen número de establecimientos dirigidos a presupuestos más modestos pero dada la gran popularidad de la zona a menos que reserves con mucha antelación es bastante complicado encontrar alojamiento barato en Moscú en esta zona.

Hoteles en Kitai-Gorod

Arbat

Puestos en faena descubridora, el barrio de Arbat puede ser un buen comienzo. Arbat es, sobre todo, su calle principal, la primera calle que se convirtió en peatonal en Moscú. Curiosamente, Arbat significa ‘en las afueras’, nombre que le viene de cuando la zona era un suburbio de la ciudad.

Hoy, Arbat está a diez minutos a pie del Kremlin. En este distrito, el viajero inquieto puede encontrar restaurantes que ofrecen lo mejor de las cocinas de la Federación Rusa. Tampoco faltan las tiendas de souvenirs rusos (auténticos) y un buen ambiente en la calle cuando el tiempo acompaña. En la zona, no hay que dejar de ver el Museo Pushkin.

Los cafés de Arbat acogieron lo más granado de la bohemia moscovita en el siglo XIX, léase Pushkin. Hoy, ese ambiente ha retornado a un barrio que estuvo a punto de desaparecer bajo la piqueta.

En cuanto al alojamiento, la cercanía al Kremlin ha hecho proliferar la reforma de edificios para convertirlos en apartamentos vacacionales y en pequeños hostales y hoteles, aunque no falta una docena de grandes hoteles de lujo al estilo moscovita. Es sin dudas una de las mejores opciones para alojarse en Moscú. No te equivocarás si lo escoges como campo base.

Hoteles en Arbat

Basmanny

Basmanny es otro de los barrios históricos de Moscú. Céntrico y al noreste de la Plaza Roja, sí, la referencia clásica. En el siglo XVIII, era una especie de gueto, era el único lugar en el que podían vivir los extranjeros. Hoy resulta fácil identificar sus límites, sólo hay que marcar tres líneas que unan las estaciones de metro de Kurskaya, Baumanskaya y Rimskaya, el interior del triángulo resultante, ahí está Basmanny.

Se trata de un barrio con cierto aire espiritual en el que no faltan esos edificios de la era soviética construidos en serie y sin personalidad (y sin adornos). Lo de espiritual viene por la abundancia de iglesias y monasterios notables que son una referencia en la capital moscovita junto al río Yauza. Como la Iglesia de Santa Nikita Mártir, el mayor templo barroco de Moscú, la Iglesias de la Santísima Trinidad o la de San Pedro y San Pablo.

En Basmanny, no hay que dejar de ver la colección de iconos del Museo Andrei Rublev de Arte Ruso situado en un templo que es uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

En esta zona hay una buena oferta de hostels a precios muy asequibles y con las comodidades básicas, que resultan ideales para mochileros, parejas y familias siempre dispuestas a hacer economías. Dada su proximidad con el centro es una alternativa a considerar para quedarse en Moscú, especialmente si buscas alojamiento barato.

Hoteles en Basmanny

Khamovniki

El distrito de Khamovniki está situado también en el centro de Moscú, pero en el lado opuesto al de Basmanny, en el suroeste con respecto al Palacio del Kremlin, que queda a quince minutos a pie.

El barrio se acomoda a una de las curvas del Moscova, entre el Anillo Bulevar y el Anillo Jardín, y es conocido popularmente como ‘La Milla de Oro’ por disfrutar (o más bien padecer) el suelo más caro de la ciudad (para los residentes). Algunos bloques de apartamentos de la época estalinista se han reconvertido en alojamientos de lujo en la zona de Ostozhenka.

En la zona, no hay que dejar de visitar la Catedral de Cristo Salvador, especialmente el convento Novodevichy, el cementerio local y el moderno y reformado Estadio Olímpico Luzhniki.

Una opción realmente sabrosa en Khamovniki es disfrutar de la experiencia de los abundantes restaurantes georgianos (y algún siberiano) que pueblan el barrio. Cocinas cargadas de calorías a base de carnes de caza, pescados y mariscos locales que no dejan indiferente a nadie.

Hoteles en Khamovniki

Maryina Roshcha

Maryina Roshcha es uno de los barrios del centro de Moscú. Un distrito que consiguió mantener cierto aire rural hasta la década de 1960. La necesidad de levantar grandes infraestructuras viarias para descongestionar el tráfico en la capital y las obras olímpicas de la cita de 1980, han convertido esta zona en un área moderna y con buenos servicios.

En Maryina Roshcha existe una histórica sinagoga que data de 1925 y que es una referencia para los la comunidad hebrea rusa junto a su Museo Judío y el Centro de Tolerancia. En este barrio se localizan algunos bares y clubes de ambiente nocturno más populares de Moscú.

Hoteles en Maryina Roshcha

Yakimanka

Yakimanka debe su nombre los santos Ana y Joaquín. Una iglesia dedicada a ellos y levantada en 1493 es el origen de la denominación de este distrito. El templo fue demolido durante la Revolución Rusa. Sin embargo, muchos edificios históricos sorprendentemente han sobrevivido. Es el caso, de la Galería de Tretiakov que alberga la mayor colección de arte ruso del mundo. Sólo sus pinturas, suman 150.000 obras.

Otros edificios han alargado su vida y se han reutilizado para otros fines, como sucede con las industrias levantadas en el siglo XIX que ahora son oficinas. Otros, de los tiempos estalinistas, y que funcionaron como sedes administrativas estatales, se mantienen en su lugar, algunos convertidos en hoteles de medio lujo.

En la zona, son comunes los alojamientos en apartamentos (una alternativa que está ganando adeptos para alojarse en Moscú en detrimento de sus caros hoteles) y en el lugar se localizan algunos de los edificios más altos de la ciudad. No hay que dejar de ver el Parque Gorki y las conducciones del Canal de Moscú que libraron a la ciudad de sus periódicas (y terribles) inundaciones.

Hoteles en Yakimanka

Tverskoy

En Tverskoy, lo más popular es recorrer las tiendas de su archiconocida calle Tverskaya, conocida como calle Gorki. El lugar perfecto para hacer compras en Moscú. Es célebre por sus tiendas de marcas exclusivas y por ser un centro de la vida nocturna y del entretenimiento en Moscú.

En 2008, la calle Gorki fue designada como la tercera vía urbana más cara del mundo. En la zona, no hay que dejar de ver los edificios del Ayuntamiento, del Sytin y del Club Inglés.

Las compras, su oferta cultural, su animado ambiente, y la cercanía con el centro, lo convierten en una de las zonas más recomendables para hospedarse en Moscú. Sin dudas es todo una cierto para cualquier turista.

Hoteles en Tverskoy

Presnensky

Presnensky es uno de los barrios más extensos del centro de Moscú y su origen hay que buscarlo en las lagunas naturales formadas por el río Presnya. De las lagunas originales, sólo queda una de 9.900 metros cuadrados de superficie y dos metros de profundidad.

En Presnensky hay un poco de todo, urbanísticamente hablando. Notables atracciones turísticas, conjuntos industriales, centros de oficinas y, cada vez más, viviendas de lujo. En Presnensky, está situado el famoso Zoo de Moscú y el moderno Expocentre, una amplia zona de exposiciones y un espacio para convenciones y centros de negocios a orillas del río Moscova.

Curiosamente, Presnensky siempre ha tenido una importante población armenia. De hecho, cuenta con un cementerio armenio con mucho encanto. Otros lugares que no hay que dejar de ver la llamada ‘Casa Blanca Rusa’, la sede del Gobierno.

Dos zonas residenciales son referencias claves en este distrito, y opciones excelentes para alojarse en Moscú. Una, está situada junto al Estanque de Patriarshy, a lo largo del río Presnya, en la circunvalación del Anillo Jardín. Se trata de un lugar bastante seguro y accesible que es muy popular entre la población expatriada.

La otra es la Plaza Tishinskaya, una zona comercial con tradición en el corazón de Moscú, situada en entre el Zoo y la animada calle Tverskaya.

Este barrio de la ciudad está muy bien comunicado tiene cinco estaciones de metro a muy poca distancia. También es la localización de varias embajadas, lugar de paso de varias vías importantes de la ciudad, hay museos y teatros con mucho, mucho encanto, y no pocos restaurantes de moda.

Presnensky merece figurar en cualquier lista de zonas recomendables donde quedarse en Moscú. Es una zona muy práctica, muy bien comunicada, y con muchas cosas para hacer. Es una opción interesante siempre y cuando te alojes cerca de una estación de metro.

Hoteles en Presnensky

Así es Moscú, distrito a distrito, para verla, para disfrutarla, paso a paso. Sin prisas, de cerca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here